miércoles, 20 de junio de 2018

La herencia espiritual

Pedro le dijo: —«No tengo plata ni oro, pero 
lo que tengo te doy: en el nombre de Jesucristo 
de Nazaret, levántate y anda». - Hechos 3:6 (DHH)
Mis padres nos criaron a los cinco hermanos con un ingreso muy escaso. Papá contaba con una educación muy básica y mamá era analfabeta. En momentos en que ninguna de las familias cristianas de nuestra área contaba con una Biblia, mi padre compró una para mí antes de nacer. Un día, cuando tenía once años de edad, papá me habló de la Biblia y compartió parte de la lectura de hoy «Pruébenme en esto —dice el Señor Todopoderoso—, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde». (Malaquías 3:10, NVI)
Escuchar a mi padre leer las Escrituras me conmovió profundamente y me convertí al Señor. Yo no heredé oro o plata de mis padres, pero me legaron un gran amor por Dios y su palabra. Las bendiciones que he disfrutado a lo largo de mi vida son consecuencia de esta herencia espiritual. Ahora, al ser padre y abuelo, el objetivo de mi vida es hacer lo mismo con mis hijos y nietos. Les enseño que si tenemos todo el mundo a nuestra disposición, pero no tenemos al Señor, no tenemos nada. Por otro lado, si no tenemos nada, pero tenemos al Señor, somos más ricos que si tuviésemos todo el mundo.
LECTURA DE HOY
Malaquías 3:7-12 
ORACIÓN DE HOY
Padre amado, gracias por la herencia divina que hemos recibido. Ayúdanos a compartir tu amor con las próximas generaciones. Amén.

PENSAMIENTO DEL DÍA
La mejor herencia que puedo dejar a las generaciones más jóvenes es el ejemplo de una vida piadosa.
Oremos por: 
por los cristianos que no 
tienen acceso a una Biblia
Autor
Sr. Ishwarbhai Hirabhai Dabhi (Gujarat, India)

REGALE UN AÑO DE EL APOSENTO ALTO

Hace 80 años, un grupo de mujeres, con oración y esfuerzo, iniciaron el proceso que llevó a la creación de la Guía de Meditaciones Diarias El Aposento Alto. Ellas identificaron una necesidad, reflexionaron sobre lo que podían hacer, y plantaron la semilla de fe.

El Aposento Alto, que actualmente se publica en 38 idiomas y 77 países, provee refrigerio espiritual a 3 millones de personas alrededor del mundo, que encuentran tiempo para leer y orar cada día, la sede principal se encuentra en Nashville, TN. EEUU.

En este Blog que pertenece a la distribución en el Perú, le ofrecemos sugerencias acerca de cómo usted y su iglesia pueden usar esta guía de meditaciones para su crecimiento espiritual, y para atender a aquellas personas que lo necesitan, como ministerio y con las suscripciones recibidas, donamos una parte de la producción a centros carcelarios, albergues y hospitales del País.

Suscríbase por sólo S/. 30 soles ó US$ 10 dolares al año y le enviaremos a la dirección que indique sin costo adicional (*), así estarás contribuyendo en la donación para los centros carcelarios, albergues y hospitales. Ver suscripción