CÉLULAS

Busca un recurso fácil de utilizar y para sus reuniones de grupos pequeños?

SUGERENCIAS PARA
EL ESTUDIO EN GRUPO
Jesús dijo: «…porque donde están
dos o tres congregados en mi nombre,
allí estoy yo en medio de ellos.»
— Mateo 18:20 (RVR)

Una vez por semana, reúnase con otras personas para tener un tiempo de meditación y oración de aproximadamente una hora. Puede reunirse cualquier día de la semana y reemplazar la meditación de ese día por la meditación del miércoles.
• Comience por leer el pasaje bíblico que se sugiere, y siga con la meditación del día permitiendo un minuto de silencio al final de la lectura. Entonces, pida a los miembros que vean las preguntas sugeridas para ese día en las páginas siguientes.
• Pídale a un miembro que lea las preguntas una por una en voz alta, dando oportunidad a cada uno para contestar después de la lectura. No obligue a nadie a contestar si no lo desea. 
• Recuerde que cada persona piensa en forma diferente, y trate de escuchar lo que el Espíritu Santo quiere decirle a través de esa diversidad de criterios y experiencias. 
• Pida a Dios dirección y decidan que acciones van a tomar esta semana.• Guarde silencio y oren juntos.

3 DE ENERO: 1630 kilómetros de oración

1. Describa un momento en que sintió la presencia de Dios guiándole en una dificultad. ¿Reconoció usted la presencia de Dios en aquel mismo momento o solo al mirar hacia atrás? ¿Qué le enseñó esta experiencia sobre la fidelidad de Dios?
2. ¿En qué pasajes de las Escrituras se apoya usted en tiempos de temor, preocupación o incertidumbre? ¿Qué prácticas le ayudan a recordar estos pasajes? ¿Cuál le resulta más significativo?
3. Recuerde una ocasión en que la comunidad de cristianos oró por usted. ¿Qué estaba ocurriendo? ¿Hizo alguna diferencia saber que más de una persona oraba por usted? ¿Cree usted que esto afectó el resultado?
4. ¿Qué situaciones enfrenta hoy usted por las que desearía que
la comunidad de fe orase?
5. Nombre un pequeño acto que usted puede realizar para estar más unido con los cristianos de todo el mundo. ¿Cuál es su oración por la familia de creyentes cristianos en todo el mundo?

10 DE ENERO: Un mayordomo fiel

1. ¿En qué momento tuvo usted un empleo o un rol que sintió que era rutinario o sin importancia? Cuando otros le preguntaban sobre esto, ¿cómo lo describía? ¿Se identifica usted con los sentimientos de la autora?
2. Piense en un momento en que sintió que estaba sirviendo a Dios con alegría. ¿Cuál era esa tarea? ¿Quién le acompañaba? ¿Cómo podría servir a Dios con alegría esta semana?
3. Cuando piensa en servir al Señor con gozo o servir a los demás con amor, ¿qué historias o personajes de la Biblia recuerda?
4. ¿Qué prácticas, oraciones o porciones de la Biblia le ayudan a recordar que Dios está presente en su vida? ¿Qué nueva práctica incorporaría en su día para ser más consciente de Dios?
5. En su iglesia, ¿quiénes son las personas cuyas tareas pasan desapercibidas? ¿De qué forma podría usted expresar gratitud por esos esfuerzos?

17 DE ENERO: El regalo de una Biblia

1. ¿Recuerda cuál fue su primera Biblia? ¿Qué recuerdos le trae?
2. Describa su relación con la lectura de la Biblia durante su vida. ¿Ha cambiado su forma de leerla o la frecuencia de la lectura desde que comenzó a leer las Escrituras? ¿De qué manera afectó leer la Biblia su relación con Dios y con otros cristianos?
3. La autora de la meditación para hoy dice: «La Biblia es personal, una lámpara para nuestro camino, hoy y en el futuro». ¿Ha sido así para usted? ¿Cuándo?
4. ¿Alguna vez intentó leer toda la Biblia en un año? ¿Qué le pareció la experiencia? ¿Qué observó en las Escrituras que antes no había visto?
5. ¿Algunas partes de las Escritura le resultan más importantes que otras? ¿Por qué sí y por qué no?

24 DE ENERO: Sáname — ¡ahora!

1. ¿Qué piensa usted sobre la conversación en el ómnibus entre el hombre y la amiga de la autora? ¿Alguna vez tuvo usted una conversación similar con alguien? ¿Qué aprendió de ésta?
2. ¿En qué momento sintió usted que estaba en el lugar exacto donde Dios deseaba que estuviese? ¿Dónde estaba? ¿Qué le hizo sentir que Dios deseaba que estuviese allí?
3. ¿De qué manera se prepara usted para compartir el evangelio con otras personas? ¿Acaso existe un momento apropiado, o un momento inoportuno para compartir el evangelio con otra persona? ¿Por qué sí? ¿Por qué no?
4. ¿Alguna vez intentó compartir su fe con alguien solo para ofenderlo? ¿Cómo reaccionó esa persona? ¿Por qué se sintió ofendida? ¿Debemos estar atentos a si ofendemos a otras personas al compartir nuestra fe con ellas?
5. ¿Existen formas de compartir el amor, sacrificio y redención que nos ofrece Jesucristo sin hablar de ello directamente? De ser así, ¿cuáles son? En su opinión, ¿cuál es la mejor manera de compartir su fe con los demás?

31 DE ENERO: Listos para servir

1. ¿Cree usted que vivir una experiencia de dolor y sufrimiento, tanto emocional como físico, tiene un propósito? ¿Cree que Dios desea que suframos? ¿Por qué sí? ¿Por qué no?
2. El “Pensamiento para el día de hoy” afirma: «Tal vez sanar lleve un tiempo, pero Dios estará conmigo». Comparta aquel momento en que Dios le acompañó.
3. ¿Cuál es el papel de Dios en nuestra sanidad? ¿Qué rol tenemos nosotros en nuestra propia sanidad? ¿Por qué cree usted que la sanidad llega más rápido para algunas personas que para otras?
4. El versículo citado para la meditación de hoy nos invita a abrir nuestro corazón a Dios. ¿Cuándo fue la última vez que usted lo hizo? ¿Qué le dijo Dios?
5. En su iglesia, ¿quiénes necesitan oraciones por sanidad hoy? ¿Con qué frecuencia orará usted por ellos en la próxima semana? ¿Por qué motivos orará usted?

31 DE ENERO: Listos para servir

1. ¿Qué piensa usted sobre la conversación en el ómnibus entre el hombre y la amiga de la autora? ¿Alguna vez tuvo usted una conversación similar con alguien? ¿Qué aprendió de ésta?
2. ¿En qué momento sintió usted que estaba en el lugar exacto donde Dios deseaba que estuviese? ¿Dónde estaba? ¿Qué le hizo sentir que Dios deseaba que estuviese allí?
3. ¿De qué manera se prepara usted para compartir el evangelio con otras personas? ¿Acaso existe un momento apropiado, o un momento inoportuno para compartir el evangelio con otra persona? ¿Por qué sí? ¿Por qué no?
4. ¿Alguna vez intentó compartir su fe con alguien solo para ofenderlo? ¿Cómo reaccionó esa persona? ¿Por qué se sintió ofendida? ¿Debemos estar atentos a si ofendemos a otras personas al compartir nuestra fe con ellas?
5. ¿Existen formas de compartir el amor, sacrificio y redención que nos ofrece Jesucristo sin hablar de ello directamente? De ser así, ¿cuáles son? En su opinión, ¿cuál es la mejor manera de compartir su fe con los demás?

7 DE FEBRERO: En el mostrador de la pizzería

1. ¿Ha vivido usted una experiencia parecida a la experiencia del autor de la meditación de hoy? Comparta su experiencia. ¿En qué se parece su experiencia o en qué difiere?
2. Cuando ha sentido miedo o abandono en su vida, ¿cúales han sido sus primeras reacciones? ¿Se sintió completamente abandonado o abandonada por Dios?
3. ¿Qué versículos o pasajes bíblicos le infunden aliento en momentos en que ha sentido el abandono o el miedo? ¿Puede compartir alguno de esos versículos?
4. ¿Qué práctica espiritual le ayuda a estar consciente de la presencia constante del Padre celestial en su vida?
5. ¿Qué imagen de Dios viene a su mente cuando reflexiona en la protección y el poder de Dios?

14 DE FEBRERO: Viernes 25 de junio de 1948

1. ¿Usted se describe como una persona paciente o impaciente? ¿Cree que es correcto ser impaciente en algunas situaciones? De ser así, ¿cuándo y por qué?
2. ¿Cuánto se identifica usted con la frustración de la autora de la meditación de hoy? ¿Ha demostrado su frustración en alguna circunstancia similar? ¿Cómo cree usted que Dios quiere que actuemos cuando nos sentimos frustrados?
3. Nombre algunos personajes de las Escrituras que fueron
impacientes. Vuelva a contar esas historias en sus propias
palabras. ¿A cuáles de estos personajes se parece usted? ¿Qué nos enseñan estos relatos sobre la impaciencia?
4. La autora de la meditación dice: «Cada momento es sagrado, también aquel frustrante momento mientras esperaba en el mostrador de la pizzería». ¿Qué entiende usted quiere decir esta afirmación? ¿Está usted de acuerdo? ¿Por qué sí, o por qué no?
5. ¿Cuándo, en un momento de estrés o frustración, mostró usted compasión y gracia hacia alguna persona? ¿Le resultó difícil o fácil? ¿Cuál fue la dificultad o qué lo hizo fácil? ¿Qué dicen las Escrituras sobre hacer llegar la compasión y la gracia a los demás?

21 DE FEBRERO: El porche de Dios

1. ¿Cómo se siente usted respecto de la duda y el escepticismo del autor de la meditación para hoy? Explique su respuesta.
2. ¿Es correcto que los cristianos tengan dudas? ¿Quién ha dudado en las Escrituras? ¿Cómo les respondió Dios? ¿Qué nos enseñan estos relatos?
3. ¿Alguna vez se sintió incómodo cuando otra persona cristiana le
hizo preguntas o expresó dudas sobre su fe? ¿En qué situación?
¿Por qué las dudas de estas personas le incomodaron? ¿Cómo respondió usted?
4. ¿Tiene usted sus propias dudas que no está dispuesto a compartir con otros? De ser así, ¿cuáles son?
5. Si usted pudiese hacerle una pregunta a Dios sobre cualquier tema, verdaderamente cualquiera, ¿qué le preguntaría?

28 DE FEBRERO: La fe de un niño

1. ¿Con quién puede compartir usted sus pensamientos más íntimos sin temor a ser juzgado o criticado? ¿Cómo conoció a esta persona? ¿La ve a menudo? ¿Qué significa esta relación para usted?
2. ¿Cuándo fue usted el amigo de personas con quien podían compartir sus pensamientos más íntimos? ¿Le resulta fácil o difícil establecer este tipo de amistad con alguien? ¿Qué le enseña este tipo de amistad?
3. La autora de la meditación de hoy dice: «Dios me recibe en cualquier momento y se queda todo el tiempo necesario, siempre llena mi copa y me alimenta con el pan de vida que ansía mi alma». ¿Qué entiende usted que quiere decir esto? Comente sobre algún momento en su vida en que esto fue una realidad para usted.
4. ¿Existe algún tema o situación en su vida que le resulte difícil hablar con Dios? ¿Cuál o cuáles? ¿Por qué le resulta difícil hablar con Dios sobre el tema o situación?
5. ¿Cuánto tiempo pasa usted con Dios cada día? ¿Qué hace al pasar un tiempo con Dios: lee las Escrituras, ora, medita? ¿Qué impide poder pasar más tiempo con Dios cada día?



© 2017 by Upper Room Ministries Inc., P. O. Box 340004, Nashville, TN 37203-0004. Para más información sobre libros que podría utilizar como recursos para las reuniones de grupos pequeños visite la librería de The Upper Room .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

REGALE UN AÑO DE EL APOSENTO ALTO

Hace 80 años, un grupo de mujeres, con oración y esfuerzo, iniciaron el proceso que llevó a la creación de la Guía de Meditaciones Diarias El Aposento Alto. Ellas identificaron una necesidad, reflexionaron sobre lo que podían hacer, y plantaron la semilla de fe.

El Aposento Alto, que actualmente se publica en 38 idiomas y 77 países, provee refrigerio espiritual a 3 millones de personas alrededor del mundo, que encuentran tiempo para leer y orar cada día, la sede principal se encuentra en Nashville, TN. EEUU.

En este Blog que pertenece a la distribución en el Perú, le ofrecemos sugerencias acerca de cómo usted y su iglesia pueden usar esta guía de meditaciones para su crecimiento espiritual, y para atender a aquellas personas que lo necesitan, como ministerio y con las suscripciones recibidas, donamos una parte de la producción a centros carcelarios, albergues y hospitales del País.

Suscríbase por sólo S/. 30 soles ó US$ 10 dolares al año y le enviaremos a la dirección que indique sin costo adicional (*), así estarás contribuyendo en la donación para los centros carcelarios, albergues y hospitales. Ver suscripción